EL nuevo iPhone: La novela

Desde que la empresa de Cupertino, la de la manzana, introdujo al mercado lo que la revista Times en 2009 catalogó como el invento del año, el iPhone no sólo se ha convertido en el objeto del deseo, compañero inseparable de reuniones, juntas, vacaciones y hasta declaraciones de amor; sino que ha sido protagonista indiscutido de una novela de especulaciones que inicia nueva temporada cuando desde Asia se filtran informaciones que prometen una nueva versión del popular  teléfono inteligente. Este nuevo capítulo del popular culebrón que inició hace un par de meses además de tener todos los elementos para que se convierta en todo un éxito de ventas viene con nuevos amigos pero sobre todo con nuevos y muy fuertes enemigos. El Tecnófilo los actualiza con los últimos detalles de esta épica historia que cada año se vuelve más interesante y nos hace preguntarnos si algún día va a terminar.

LO NUEVO Y SUS PROBLEMAS, LA VIDA NO ES ROSA

Aunque no podemos dar por cierto todas las especulaciones, hay unas que las podemos catalogar como verdades necesarias ya que de lo contrario esta nueva generación de iPhone no sería digna de competir en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Comenzamos por lo que salta a la vista, la primera impresión de cualquier dispositivo la brinda su pantalla. 4 pulgadas parecen ser el tamaño escogido por Apple para el nuevo iPhone que apenas alcanza tímidamente a sus más acérrimos competidores que llegan hasta las 4.8 pulgadas. Se habla de la posibilidad que integre Retina Display (presente y gran atributo del Nuevo iPad) cosa que nos preocupa un poco pensando en el consumo de energía y por ende en la durabilidad de la batería.

El gran aporte con esta nueva pantalla es una nueva tecnología utilizada en su fabricación llamada “In Cell” que fusiona en una misma capa el panel LCD (Liquid Crystal Display) y el sensor táctil lo que ayuda sustancialmente a reducir tamaño lo cual nos deja un dispositivo más delgado y ligero. Estos nuevos páneles son fabricados por Sharp, LG y Japan Display poniéndole punto final en esta novela al romance con las pantallas LCD de Samsung. Era apenas normal que este nuevo integrante de la familia iPhone viniera listo para “surfear” las olas de la red de redes a la velocidad que dicta el mercado. Un chip LTE (Long Term Evolution) la tecnología de cuarta generación (4G) más popular del mundo tiene que estar presente, convirtiéndose así en su más gran atributo ya que esta nueva velocidad de navegación nos permitirá conectarnos de una mejor manera a servicios de transmisión de video en alta definición y sistemas de video conferencia también en HD como FaceTime (propio del mundo Apple) o Skype entre otros.

Pasando a su cerebro, la especulación más fuerte en este sentido es que vendrá equipado con un procesador de 4 núcleos pero sin un estimado de su velocidad y sería bautizado como A6 para seguir con la tradición de sus hermanos menores. Debido al actual juicio que se lleva en una corte de California entre Apple y Samsung por acusaciones de plagio a este último, no se sabe a ciencia cierta si este será el procesador de Samsung el Exynos o si será otro basado en la misma tecnología.

Eso creemos que lo sabremos el día de su lanzamiento. Pero sólo el portal www.examiner.com ha reportado los problemas de compatibilidad que tienen estos procesadores de 4 núcleos con los chips LTE. El caso más claro se vive en los Estados Unidos donde la versión LTE del Galaxy S III tiene un procesador de sólo 2 núcleos de la casa Qualcomm en lugar de el de 4 núcleos, el conocido y producido por el mismo Samsung el Exynos.

Pero que no cunda el pánico. Al parecer los koreanos lo tienen solucionado ya que un operador de ese país tiene el Galaxy S III LTE de 4 núcleos surcando las aguas de su red LTE, eso sí, tocó hacerlo un poquito más grueso para separar del procesador el modem que conecta a la red LTE. Afortunadamente en nuestro país no será factor de preocupación porque falta mucho tiempo para tener una red 4G LTE en la que los más famosos dispositivos del mundo puedan venir y hacer “surfing” en las olas digitales colombianas.

Complementado sus especificaciones técnicas las voces que llegan de oriente afirman que el nuevo iPhone tendrá 1GB (Giga Byte) de memoria RAM esto permitiría manejar grandes archivos de video (como los de alta definición) y poder experimentar una verdadera multitarea, terreno en el que el Galaxy S III le sacó mucha ventaja. 

Del famoso NFC Near Field Communication (Comunicación de corto alcance) sólo se atina a decir que estará presente pero no hay detalles adicionales.

Después de que el portal japonés www.ilab.cc publicara varias fotos en las que se ve la carcaza del que sería el iPhone 5 (o como lo quieran llamar) la aparición del famoso puerto (dock) de conexión de 19 pines le dio la vuelta al mundo. 

Los más expertos en la materia afirman que esta cambio era necesario para darle más espacio a la batería ya que con un procesador de 4 núcleos y un chip LTE era necesario disponer de más recurso energético y como consecuencia de esto el conector (jack) de los audífonos quedó al lado del dock y no como en su antecesor que estaba en la parte superior.

 Y tal vez esta última teoría queda en algo confirmada (porque Apple no ha salido a confirmar nada ni lo hará hasta el día oficial) luego que el portal francés www.nowwhereelse.fr publicara estas fotos donde se ve claramente que el famoso dock es de tan solo 9 pinesKyle Wiens de iFixit es uno de los sitios web de mantenimiento de equipos Apple más grandes del mundo afirman que esté será el conector.  

Obviamente que los actuales poseedores de cualquiera de los anteriores iPhones entraron en cólera por este cambio. Ninguno de los accesorios presentes le serviría al nuevo dispositivo móvil, parlantes, cables y cargadores adicionales deberían ser cambiados si los japoneses tienen razón y estas fotos sí son las del nuevo iPhone.

ECLIPSE LUNAR

En el mundo son pocas las empresas que pueden darse el lujo de tener tantas cifras excelentes. Apple es tal vez la que crece y crece y que cuando crece poquito asusta. Esto fue lo que pasó en semanas anteriores cuando publicaron sus números del tercer cuarto de año (3Q third quarter) y le anunciaron al mundo que habían enviado a los operadores 26 millones de iPhones, un crecimiento del 28% con respecto al mismo periodo en el año anterior.

Las lágrimas se derramaron al comparar estas cifras con los pronósticos de los expertos como el Wall Street Journal que cifraron las expectativas de ventas en 30 millones de dispositivos. Fue tan duro este golpe pero pasajero que leímos titulares de portales que cuestionaban la dirección de Tim Cook actual cabeza de Apple pero que luego de dos o tres rumores más estos desaparecieron de la misma manera que llegaron a la web.

Para los analistas estamos en un eclipse de novedad, la luna de los rumores y especulaciones con respecto al nuevo dispositivo no permiten que nadie que habite la burbuja Apple o cualquier otra salga a cambiar su iPhone 3G o 4 por un 4S, todos prefieren esperar. Y si a eso le sumamos los buenos resultados de ventas de su competidor el Samsung Galaxy S III (hoy por hoy enemigo mortal) pone más dura la situación porque recordemos que no sólo de iPhone vive el hombre conectado del siglo XXI, también hay más dispositivos con Android, Windows Phone y aunque no muy fuerte y más bien con apariencia de derrotado pero no muerto existe Blackberry.

NUESTROS “AMIGOS” LOS OPERADORES

Existen relaciones difíciles de explicar y la que tenemos con nuestros operadores de servicios móviles o celulares como los llamamos en Colombia. Haciendo una pequeña ronda descubrimos que el precio en promedio del iPhone4S de 16GB está entre los $380.000 y $1.413.000 pesos, pero el valor del cargo fijo del precio más bajo es astronómico y son muy pocos los usuarios que pueden acceder a él. Y para acabar de completar la dicha, no conformes con planes irrisorios en la cantidad de datos a los que se tiene derecho, con un servicio regular cercano a lo malo,  el convenio de pago (subsidio)  a 3 años hace casi imposible tener un iPhone en Colombia y estar ciento por ciento contento. Lo más preocupante del caso es que hay empresas que están engañando a la gente de frente ofreciendo planes 4G cuando el único operador 4G en Colombia es UNE. En los Estados Unidos el congreso ordenó sacar del aire la publicidad de varios operadores que ofrecían servicios de cuarta generación (4G) que no eran 4G, sólo un poco más rápidos que los de tercera generación (3G o 3.5G).

La pregunta que cabe hacer aquí es si ¿se justifica hacer una inversión tan grande en un dispositivo sino tenemos la posibilidad de “exprimirlo” al máximo y subutilizarlo sólo por exhibir el último iPhone? ¿Para qué tener el último iPhone súper dotado de impresionantes cualidades como la conexión a redes LTE (4G) si en Colombia actualmente no hay operador que ofrezca ese servicio y cuando lo haga (futuro lejano) dudamos que sea bueno? Para consultar el correo, chatear, trinar y revisar el Facebook no necesitamos un móvil con pantalla de alta definición, de 4 núcleos que nos cueste casi 1 millón y medio de pesos. Es como decir que compramos un tractomula con un contenedor para ir a hacer el mercado de la casa en lugar de llevar nuestro fiel amigo el Renault 4. En el mundo de la tecnología siempre hay más opciones.

Esta novela apenas comienza, esperamos que finalice en algún momento antes de octubre de este año y llegue al mundo este aparatico calmando la sed de un nuevo iPhone. Eso sí, les garantizamos que para 2013 tendremos otra nueva temporada de este culebrón cuando desde el lejano oriente se comiencen a filtrar los rumores del iPhone 6.

Pin It